Translate

16/7/12

Dieta de 2-4-6-8 y consejos




Dieta de 2-4-6-8 es un plan de pérdida de peso que incorpora un cambio en la ingesta de calorías diarias. Básicamente, lo que se hace es engañar al cuerpo para acelerar el metabolismo. Las princesas que lo han probado afirman que con este método se obtienen resultados rápidos.
Programa

La dieta de 2-4-6-8 es muy fácil de seguir. Es un plan de cuatro días que requiere ingerir 200 calorías el primer día, 400 calorías en el segundo día, 600 calorías durante el tercer día y800 calorías para el cuarto día (a esto se debe su nombre 2-4-6-8). No importa qué alimentos escojas en estos días, siempre y cuando cumplas con la cantidad exacta de calorías. Algunas personas sugieren que para que este programa sea un poco más fácil se haga en sentido inverso (8,6,4,2). Una vez llegues a 200 calorías, debes comenzar de nuevo hasta las 800 calorías.
Cualidades
La Dieta 2-4-6-8 es muy popular, ya que puede encaja en cualquier estilo de vida. No requiere un determinado tipo de alimento o ejercicio. Se pierde peso rápidamente. Según testimonios que han encontrado en la Web se pierden entre 2 y 4 kilos por semana.

Resultados finales

La dieta de 2-4-6-8 es la mejor forma de perder peso rápidamente. En los comentarios de algunos foros sobre esta dieta se observa que las personas usan este plan antes de los eventos especiales para asegurarse de verse lo mejor posible. Sea cual sea la motivación de una persona este plan de dieta es simple y muy fácil de seguir. Aunque hay otros programas de pérdida de peso en los que se utiliza el método de cambio de calorías, ninguna supera a la Dieta 2-4-6-8.

Todo el mundo sabe lo que se debe hacer para adelgazar: comer menos grasa, menos azúcar… menos de cada cosa. Pero la dificultad comienza cuando se trata de aplicar estos principios, de resistir el hambre y de no cansarse, cuando pasan algunos días de sacrificio. Hoy les quiero dejar algunos consejos que le han servido a muchas personas y son superefectivos para mantener la dieta y bajar de peso:

1. Antes de cada comida ingiera dos o tres vasos de agua. Esto le dará la sensación de llenura.

2. Es mejor tomar medio vaso de jugo de naranja con agua mineral. Así proporciona mejor sensación de sociedad y contiene menos calorías.

3. Cuando vea televisión, en lugar de “picar” cosas que engordan, coma una ensalada de lechuga, repollo o alcachofa, hojita por hojita.

4. Un recurso agradable es preparar cubitos de hielo con agua de menta, vainilla, fresa… y saborearlos si siente deseos de comer.

5. Cuando se sienta con ganas incontrolables de comer alimentos que engordan, más vale tomar un trozo de queso descremado, que una galleta.
6. Antes de asistir a un cóctel, cena u otra reunión tentadora, lo mejor no es comer un huevo duro como aconsejan tantas dietas, o un yogurt. Esto disminuye el apetito.

7. Las naranjas no deben exprimirse para hacer jugo. Lo mejor es comerlas en trozos. Resulta muy fácil beberse el de tres naranjas; en cambio, comérselas no.

8. Comience las comidas con un pedacito de proteínas (puede ser carne, queso, pollo) y una taza de legumbres. Después de ingerirlo, se come mucho menos.

9. Un buen recurso para disfrutar ricos sabores sin engordar es preparar sorbetes de naranja, mandarina o toronja y vestirlos en las gavetas de hielo. Cuando congelan se pueden sacar de uno en uno.

10. Se puede congelar también café en cubitos de hielo de la misma forma y triturarlo después para servirlo en una copa grande.

11. Es bueno tener en la nevera pepinillos en vinagre. Cuando sienta hambre, corte algunas rodajitas y coma despacio, saboreándolos.

12. Si no puede aguantar los deseos de comerse un chocolate cómaselo, pero al terminar la comida o con el pan. Comerlo solo engorda el doble.

13. En el refrigerador tenga solo alimentos que no engorden, como productos lácteos o quesos semidescremados, carne magra cocida, frutas o legumbres crudas, huevos, etc.

14. Prepare varios platos en porciones individuales para no comer tanto.

15. En cuanto aperitivos, lo mejor es sustituir los clásicos que pueden engordar, por rábanos, bastoncitos de apio, de zanahoria o de coliflor.

16. Para un almuerzo de afán, prepare un perro caliente con una salchicha delgada y añada un toquecito de mostaza. Al pan debe retirársele la miga, dejar solo la corteza.

17. Hay que ingerir alimentos que contengan pocas calorías. Pan sin levadura, por ejemplo, tan fino como una hoja de papel de cigarros, sobre el que se puede poner una porción mínima de mostaza.

18. Buena receta para un aperitivo: un jugo de tomate con algunas gotas de tabasco o salsa inglesa. Se parece al bloody mary y engorda mucho menos.

Los pequeños cambios te conducen a un cuerpo delgado para toda la vida. Aquí tienes algunos consejos que te ayudarán a conseguir que la comida sea un placer que no engorda.

1. Verde que te quiero verde. Si miras una tabla de calorías encontrarás pocos alimentos vegetales que superen las 100 calorías por 100 g. Si además tienen fibra con efecto saciante, comiendo un plato de vegetales en cada comida, conseguirás olvidarte de la sensación de hambre.

2. Las salsas para la sala de baile. Poner un poco de salsa a un plato puede aumentar las calorías considerablemente. Elimina la salsa o escoge una menos calórica: dos cucharadas de mayonesa proporcionan casi 300 calorías a tu plato. Una cucharada de salsa de tomate sólo 100 calorías y la mostaza 75 calorías.

3. Un toque de hierbas frescas. Las grasas proporcionan sabor a los alimentos y al eliminarlas podemos perder el gusto y provocar ansiedad. Para evitarlo, añade hierbas frescas al cocinar,no contienen calorías y son una fuente de vitaminas y minerales muy buena.

4. Mejor crudo. Los alimentos crudos son más difíciles de digerir, quemas más calorías con la digestión de una ensalada que con un plato de verdura cocinada. Además tienen un mayor efecto saciante.

5. Descubre las verdaderas recetas de la abuela. Los expertos dicen que la alimentación mediterránea es la mejor para la salud, pero pregunta a tus abuelos como cocinaban el cocido. Apenas añadían carne y grasas, en cambio comían todos los días mucho guiso de legumbres y hortalizas. Nuestros abuelos se cuidaban mejor que nosotros.

6. Las ranas no están gordas. Beber agua durante todo el día ayuda a mantener la línea, a evitar el hambre y a desanimar a las tentaciones entre comidas. Además es muy importante para evitar la deshidratación durante el ejercicio (tu mejor aliado).

7. Usa las matemáticas y aprende a calcular raciones. Si disfrutas cocinando conseguirás adelgazar más rápido pero ten cuidado con hacer comida de sobra. Puedes terminar comiendo más de lo que te apetece con la excusa de que no se estropee tu maravilloso plato.

8. Moderniza la pasta. La pasta con pimientos, al ajo, con cebolla y puerros, con zanahoria y apio, es mucho más ligera que la tradicional boloñesa, cuatro quesos, carbonara. Igual pasa con los platos de arroz, al hacerlos vegetarianos, eliminamos calorías y ganamos variedad y sabor.

9. No te quemes con los fritos. Destierra la freidora de la cocina, siempre hay una opción apetecible para cocinar sin freír los alimentos. Las frituras son un multiplicador de las calorías.

10. Grasas sanas para tu corazón. No hay que dejar de comer grasas, nos moriríamos. Lo que si debemos hacer es elegir bien las grasas, prefiriendo las de origen vegetal como el aceite de oliva, los frutos secos y las del germen de los cereales y la soja. Especial mención merecen los ácidos grasos omega-3, muy recomendables por sus efectos beneficiosos para la salud.

11. Desayuna bien. Cuanto mejor te alimentes por las mañanas, menos hambre tendrás por la tarde y evitarás ir a la cama con la cena en el esófago, retrasando la digestión y el metabolismo energético.

12. Comer en compañía. Mientras hablas no puedes comer. La conversación enlentece la comida y evita comer impulsivamente alimentos que sustituyen los afectos.

13. Sobremesa con infusión. Las infusiones no tienen calorías, ayudan a digerir los alimentos y evitan que nos levantemos de la mesa con ganas de dulces o algo más.

14. Libera tus tentaciones. El chuletón, el helado, los quesos más sabrosos, cada persona tiene una debilidad. No es conveniente eliminarlas para toda la vida. Es mejor que una vez al mes te permitas un capricho y que contrarrestes las calorías con ejercicio aeróbico extra.

15. No pares de moverte. Quemar calorías es fácil en el gimnasio, pero hay pequeñas costumbres que ayudan a perder peso. Además de tu hora de ejercicio diario, ayúdate al subir y bajar escaleras, ir andando a la compra, pasear al perro, arreglar el jardín, ir de compras, etc.
AVISO IMPORTANTE: NO REALICES ESTA DIETA MÁS DE DOCE DÍAS (Tiempo necesario para perder grasa en lugar de masa muscular). SI TE EMPEÑAS EN ALARGARLA TENDRÁS LOS SIGUIENTES EFECTOS SECUNDARIOS:


- Recuperación rápida del peso perdido
- Dolor de cabeza
- Fatiga
- Caída del cabello
- Depresión
- En vez de eliminar la grasa, puedes perder agua y músculo.
- Debido a que la ingesta diaria de calorías es muy baja, se induce al cuerpo a "pensar" que atravesamos momentos de escasez, por lo que tenderá a crear una reserva extra de grasa.
- Aumento en el índice de colesterol

EN CASOS EXTREMOS:
- Daños en el riñón y el hígado
- Aparición de problemas cardiovasculares.

7 comentarios:

  1. Hola! Mil gracias por los tips! Y a penas se acaben las vacaciones y este sola de nuevo voy a probar la dieta esta por una semana y ver si veo resultados. Te sigo linda, suerte!

    ResponderEliminar
  2. Solo la hago 12 días y luego de cuánto tiempo puedo volver a hacerla?

    ResponderEliminar
  3. Holi el primer dia comi 217 calorias igual sirve o tengo que empezarla de nuevo o le resto esos 17 al segundo dia?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto es del 2013 haha xD pero puedes hacer ejercicio para quemar eso extra

      Eliminar
  4. Hola tengo 14 años y mido 1,53 lo empese ayer pero comi 215 calorias que hago ejercicios o lo resto para el segundo

    ResponderEliminar
  5. GRUPO DE WHATSAPP ��❤️
    https://chat.whatsapp.com/77OaCkkooMLFCvR1ktuOLm

    ResponderEliminar